Rss Feed
Tweeter button
Facebook button

Análisis Reuters: Santos ya tiene la llave de la Presidencia de Colombia

Después de ganar con comodidad las elecciones presidenciales del domingo, el candidato oficialista Juan Manuel Santos tiene media presidencia de Colombia en su bolsillo y enfrenta la segunda vuelta del 20 de junio casi sin la necesidad de armar alianzas.

Los analistas dan casi por descontado que Santos obtendrá el apoyo de la coalición que acompañó durante ocho años de Gobierno al presidente Alvaro Uribe, mientras que su contrincante, Antanas Mockus, tiene un gran trabajo de negociación política por delante.

El triunfo de Santos fue interpretado como un premio a la continuidad en la política de seguridad, con la que Uribe acorraló a la guerrilla izquierdista, y la profundización de las políticas de libre mercado que pusieron a Colombia en el radar de los inversionistas extranjeros.

“El uribismo está intacto”, dijo el ex vicepresidente de Colombia, Humberto de La Calle, quien actualmente ejerce como analista político.

“Uno tiene que reconocer que hay un hecho de opinión importante, pese a las últimas semanas con tantas controversias (…), Uribe sigue teniendo altos niveles de favorabilidad”, explicó.

Los partidos que acompañaron a Uribe, el Conservador y Cambio Radical, obtuvieron, sumados, un poco más de un 16 por ciento de la votación del domingo.

Esto es un claro apoyo a la política de seguridad democrática del presidente Alvaro Uribe, en esos departamentos que han tenido que ver esa violencia tan dura, que les ha tocado soportar en los últimos años”, dijo el ex ministro y analista Eduardo Pizano.

Será importante el apoyo que dé la tercera fuerza electoral, el partido Cambio Radical del ex senador Germán Vargas, para asegurar el triunfo de Santos. Vargas obtuvo algo más del 10 por ciento de los votos.

En el pasado, Vargas dijo que si no estuviera en la carrera presidencial, daría su voto por Santos.

“La gente premió el buen programa de Gobierno de Germán Vargas”, dijo Pizano sobre el caudal de votos que logró.

A TRABAJAR

En tanto Mockus -que en las encuestas tenía más del 35 por ciento y que terminó con menos de un 23 de apoyo en las urnas- tendrá un duro trabajo: lograr el apoyo de una gran parte del electorado que tradicionalmente no vota.

Pizano dijo que los anuncios de Mockus como una segura alza de impuestos y bajos sueldos a los médicos fue castigada por el electorado, que decidió votar por Santos o Vargas.

“El electorado poco a poco fue decantando el discurso de Mockus y lo racionalizó, y llevó a muchos a votar por Santos”, declaró por su parte Pizano.

“La irrupción de Mockus se interpretó como un cambio del eje de la campaña, pero la verdad, las cifras muestran que no ha sido así”, dijo de La Calle.

Los expertos creen que Mockus debería pensar en retractarse y buscar una alianza con el líder del izquierdista Polo Democrático, Gustavo Petro, a quien rechazó reiteradamente hace unas semanas y quien alcanzó un 9,16 por ciento de los votos.

Además, recordaron que Mockus dijo que una segunda vuelta, que le costará al país unos 50 millones de dólares, podría ahorrarse para construir escuelas y hospitales en su mandato.

Por Javier Mozzo Peña / Reuters

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*