Rss Feed
Tweeter button
Facebook button

Aposento Alto – Ilustraciones de Dios

Yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste. Juan17.23

COMO diseñadora industrial, recibo constantemente catálogos de nuevos productos por correo. Cada uno me ofrece algo que no necesito de inmediato: «¡No espere! ¡Oferta limitada!».

El señuelo funciona. Abro las páginas para informarme de los nuevos productos. A veces descubro lo que no sabía que necesitaba. Ciertamente, veo cosas que de repente parecen esenciales, aun cuando hacía unos minutos ni siquiera sabía que existían. Los diseñadores usamos las ilustraciones para provocar el deseo por nuestros productos.

En cierta manera, los cristianos somos los catálogos de Dios. Somos una ilustración para el mundo de lo que Dios tiene para ofrecer. Su obra en nuestras vidas hace de nosotros una fotografía de las cualidades que muchas personas no saben que necesitan, hasta que las ven funcionando en nosotros.

Jesús oró para que sus seguidores estuvieran unidos, de modo que el mundo supiera que Dios lo había enviado, y que les amaba a ellos tal como Dios le amaba a él. Cuando Cristo vive en nosotros, nos convertimos en las mejores ilustraciones del amor de Dios.

Sa. Dafne M. Peña (Santo Domingo, República Dominicana)

Oración:

Oh Dios, ayúdanos a ser un reflejo de tu amor, de manera que las demás personas te vean a ti en nosotros. Amén.

PENSAMIENTO PARA EL DÍA

¿Es nuestra vida una ilustración de Dios para los demás?

OREMOS:

Por quienes reflejan el amor de Cristo en sus vidas.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*